martes, 29 de julio de 2014

San Miguel de Aralar desde Uharte-Arakil


Aprovechamos este 29 de Julio por la mañana para conocer uno de los puertos que se subirá en la próxima vuelta ciclista a España y que es además uno de los CIMA y también CHALLENGE. Me adelanto a ellos y decido hacer de explorador para comprobar el terreno.
La subida al Santuario de San Miguel de Aralar por su vertiente sur desde la población de Uharte-Arakil tiene un coeficiente de 190 y es bastante dura.
En total son 10228 al 7,4% de media, con un kilómetro máximo al 10.5% y tramos de 500 metros de hasta el 13.9%. Incluso alguna rampa de 250m mantiene medias del 15%.
Para llegar al inicio del puerto, buscamos la NA-2410 en la población de Uharte-Arakil. Una vez aquí encontramos un cruce hacia la izquierda hacia el Santuario por una pista hormigonada. Con este material discurrirá toda la subida, salvo los últimos 500 metros donde empalmamos con la carretera que sube de Lekunberri.

La subida empieza siendo muy exigente con un primer repecho al 12,7% aunque luego se estabiliza al 8%. Quitando una zona de descansillo, los 3 primeros kilómetros desde el cruce se mantienen prácticamente constantes al 10%.
El día de momento es apacible aunque ha salido nublado. Empezamos a coger altura y las vistas empiezan a ser más bonitas, si bien circulamos por zonas a veces frondosas (de hayas, creo) y de peñascos que no nos permiten ver el paisaje.
Los siguientes 3 kilómetros hasta el séptimo, combinan rampas duras (siempre en torno al 8-10%) con pequeños descansos que se agradecen infinitamente. La pista de cemento es muy rugosa y no favorece tampoco el deslizar de las ruedas. Las piernas se van cascando y aun queda lo peor.


Empieza a llover. De momento es llovizna fina pero mal tema. Arriba sería peor. Y encima después de un descanso de 500m, nos encontramos con el muro del puerto. 500 metros al 14% y otros 500m al 9%. Eso deja las piernas como blandiblu.
Finalmente, tras pasar esta temible zona alcanzamos una zona más tranquila al 7% pero también mucho más expuesta al viento. Además llueve con más fuerza.
Concatenamos alguna herradura y cambiamos de vertiente, ahora las vistas son por el otro de la montaña. 
Finalmente empezamos a ver en lo alto el Santuario. El objetivo ya está cerca. Dejamos al lado una pequeña cruz de hierro y seguimos ascendiendo hasta llegar al cruce con la carretera de Lekunberri. 
Se agradece por fin el asfalto.
Poco después otro cruce a la izquierda  nos permitiría llegar al monte Altxueta. Yo continúo hasta el Santurario. 
Llego a la cima. Llueve con intensidad y la niebla envuelve todo el paisaje. Más que 29 de Julio parece 14 de Abril.
No pierdo mucho tiempo porque la lluvia empieza a calar y empiezo la bajada.
En definitiva se trata de un puerto muy exigente con rampas muuuuy duras. El coeficiente de 190 lo dice todo, teniendo en cuenta que son 10km. 
En la vuelta a España se puede ver un gran espectáculo en estas rampas.


En la bajada y cuando más llueve pincho. La cámara revienta al pasar por una grieta en el hormigón de la pista.
La ley de Murphy, justo en el peor momento y donde más llueve...cambio rápido de cámara y continuo el descenso hasta Uharte, calado hasta los huesos. Hasta ahí llega la telemetría del Garmin. Luego se me olvidó ponerlo en marcha.
En los últimos dos kilómetros aparece de nuevo el Sol...como se agradece ese calorcito.
A continuación la telemetría del Garmin hasta el pinchazo fatídico:



























No hay comentarios: